Muro

Berlín, la ciudad dividida

La historia reciente de Berlín, una de las mayores capitales europeas, es un reflejo de los cambios producidos en Europa y en el mundo. Capital del imperio prusiano y del III Reich alemán, imagen del poder de la Alemania nazi, su división en dos sectores al término de la Segunda Guerra Mundial simbolizó durante décadas la guerra fría. El inicio del llamado nuevo orden mundial tuvo su origen en la caída del muro de Berlín en 1989. Transformada de nuevo en capital de la Alemania unida en 1990, se ha convertido en una ciudad abierta, moderna y con una actividad cultural de primer orden.

Tras la derrota alemana en la Primera Guerra Mundial, Berlín se convirtió en la capital de la Primera República Alemana: la llamada república de Weimar. Como el resto de Alemania, la ciudad sufrió un gran retroceso económico durante ese periodo, que estimuló el éxito político del Partido Nacional Socialista de Adolf Hitler.

En 1933, Hitler retiró la ciudadanía alemana a los judíos, que representaban el cuatro por ciento de la población berlinesa. Aquel fue el inicio de la persecución que dio lugar al genocidio nazi. La invasión alemana de Polonia en 1939 desató la Segunda Guerra Mundial. Durante la guerra, su condición de capital del III Reich hizo de Berlín el blanco de los ejércitos aliados. Al final de la misma quedó destruida casi por completo. Tras la entrada de los soviéticos en 1945, Hitler se suicidó en Berlín.

Nazi

En 1953, una revuelta obrera en Berlín este tuvo como respuesta una fuerte represión por parte del ejército soviético. Miles de berlineses trataron de refugiarse en el sector occidental de la ciudad. Como consecuencia, la RDA construyó en 1961 el muro de Berlín, tratando de frenar la huida de sus ciudadanos. La división física de Berlín fue durante décadas el símbolo de la guerra fría. Decenas de berlineses del este murieron durante años tratando de atravesar el muro.

Las profundas reformas introducidas por el dirigente soviético Mijaíl Gorbachov en la Unión Soviética culminaron de forma simbólica en 1989 con la caída del muro de Berlín. La presión popular dio lugar poco después a la disolución de la RDA y a la reunificación germana. En 1990, Berlín volvía a convertirse en capital de la Alemania unida.

Berlín en la actualidad

Fuente: Magnacademy

Fotografía: Mário Tomé Dennis Jarvis

Video: TravelByDrone

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

20 − dieciocho =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>